Translate

Creative Commons

Llicència de Creative Commons
Aquesta obra de Eco-Mama està subjecta a una llicència de Reconeixement-NoComercial-SenseObraDerivada 3.0 No adaptada de Creative Commons

Creative Commons

dissabte, 14 de desembre de 2013

Iniciándonos en el Baby Led Weaning (BLW)

 
Una vez nos introducimos dentro del maravilloso mundo de la crianza respetuosa y empezamos a leer, se abre todo un mundo nuevo ante nosotros y mucho por aprender; Parto respetado, lactancia materna, exterogestación, porteo, desarrollo libre, pañales de tela... y como no, una vez tenemos la lactancia establecida, nos empezamos a preocupar de la alimentación complementaria y, leyendo sobre el tema, empezamos a ver las siglas BLW. Pero que es exactamente el Baby Led Weaning?

Es muy difícil traducir el término al pie de la letra, pero, en nuestro idioma, se usan un montón de maneras diferentes para definirlo;

- Alimentación complementaria libre de purés.
- Alimentación complementaria a demanda.
- Autoalimentación.
- Alimentación autoregulada.
...

Todas ellas son válidas y se refieren al mismo método: La introducción de la alimentación complementaria sin purés y de manera respetuosa.

La base de este tipo de alimentación es que los bebés no toman ni triturados ni purés, sino que toman los alimentos directamente a trozos. Trozos grandes porque los bebés puedan manipularlos con facilidad y llevarse a la boca la parte que les sobresale de la mano .
- En un principio, funciona muy bien cortar los alimentos a palitos, (por ejemplo
palitos de verduras) y antes de lo que os pensáis, ya no será necesario, porque serán capaces de coger trozos pequeños, ya que este método ayuda a desarrollar la motricidad fina y aprenden a hacer la pinza muy rápido.

Se trata de una alimentación dirigida por el bebé, respetando la evolución natural en su proceso de aprendizaje.
- Se deja experimentar libremente a los bebés; que miren, toquen, huelan, sientan, prueben y, si quieren, que coman. Que hagan lo que tengan que hacer.



Los padres tienen que resistir la tentación de calcular y controlar las cantidades ingeridas por el bebé.
- Esta suele ser una de las partes más difíciles para los padres, ya que estamos acostumbrados a tenerlo todo controlado y calculado, y aquello abstracto, aquello que no vemos, nos da miedo, nos crea dudas y nos hace sentir inseguros: “lo queremos controlar todo”. Lo mismo pasa con la lactancia materna y la única manera de saber que nuestro bebé está muy alimentado es observar todos aquellos signos que nos dan pistas de su estado.


  o Indicios que el bebé toma lo que necesita:

  • No pierde peso (Aumenta de peso progresivamente, aunque más lentamente que durante los primeros seis meses) está activo, no se queja, hace buena cara,... en definitiva, si lo ves bien, está bien! (y hacer las revisiones medicas periódicas, claro!)
  • Otro buen indicio es la caca del bebé, que cambiará en función de la dieta complementaria. (textura, color, olor...)

Un punto muy importante que lo diferencia de la alimentación con purés es cómo se aprende a comer.
- Con el BLW, el bebé aprende primero a masticar y más tarde a tragar, con los purés es totalmente al contrario, primero aprenden a tragar y más tarde a masticar
- Los expertos se están encontrando cada vez con niños más grandes que sólo comen triturado y triturado muy fino porque se atragantan con cualquier trocito.

Consejos “Eco-Mama” para empezar

Estar bien informado. Leer sobre el tema :
- “El niño ya come solo” (Gill Rapley. Tracey Murkett)
- “Mi niño no me come” (Carlos González)
- “Se me hace bola” (Julio Basulto)

Hablar con otras familias que sigan el método.
- Quedar con ellos y ver como comen sus hijos
- Ver vídeos de niños comiendo sólidos


http://www.youtube.com/feature=player_embedded


(Estar informado y ver ejemplos reduce los miedos, sobre todo el miedo a que el bebé se atragante)

No hacer comida especial, es interesante que coma lo mismo que vosotros. Lo  importante es aprender el hábito. Lo que si que hace falta es adaptar nuestra alimentación (toda la familia comerá mejor)
- No añadir sal o azúcar
- Al principio, cortar trozos grandes para que puedan cogerlos solos.

Tener claro que al principio no comerá mucha cantidad, no es el objetivo. El objetivo es que lo pase bien, experimente, y forme parte del acto social que es la comida en familia.
- La alimentación complementaria es un complemento y no sustituye en ningún momento el pecho, que es el que le aporta todos los nutrientes que necesita. Éste sigue siendo el principal alimento del bebé y lo seguirá siendo durante mucho tiempo, hasta que tenga una dieta variada y abundante.

No preocuparse de ensuciar ya que, se trata que el bebé experimente y se divierta con la comida. Es muy divertido pero también se ensucia mucho; paciencia, cuando hayamos acabado se limpia todo.
 

TRUCOS:
- Conseguir una trona de fácil limpieza
- Poner un “hule” bajo la trona. (No se ensucia tanto y se pueden aprovechar los trozos que caen)
- Si se empieza en verano lo mejor es dejarlo desnudo y a ser posible comer en el exterior, y si es invierno un babero de mangas.
- No poner plato, es demasiado tentador que acabe por sombrero, no hay mejor plato que la bandeja de la trona o la misma mesa.

Tener una cámara a mano, es un momento precioso y súper divertido.

Normas básicas de seguridad

No empezar antes de los 6 meses. Partimos de la base que la alimentación complementaria se inicia a los 6 meses de edad tal y como dice la OMS,(Organización mundial de la salud) UNICEF Y AEP (la Asociación española de pediatría) “Recomiendan a todas las madres la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses, con el fin de ofrecer a sus hijos un crecimiento, desarrollo y salud óptimos. Posteriormente, hasta los 2 años o más, los lactantes tienen que seguir con la lactancia materna, complementada con otros alimentos nutritivos.”
No sólo por estas recomendaciones, sino porque antes de los 6 meses su sistema inmunitario y digestivo no está preparado para comer sólidos.

Que se siente con la espalda recta y la postura estable al regazo o en una trona (no valen maxicosis, hamacas...)



Nunca introducir el alimento en la boca del bebé, ofrecérselo poniéndolo a su alcance. Tienen que ser ellos mismos quienes lo cojan, así demuestran que están preparados para hacerlo, y en este momento, al cogerlo con su mano; calcula la cantidad, el tamaño, la forma, la textura... y, al hacer todo esto, hay muchas menos probabilidades que se atragante.

Julio Basulto dice en su maravilloso libro "Se me hace bola": 

  •  Es aconsejable no incorporar nada en la dieta del bebé, salvo que: 1) se siente, mantenga la cabeza erguida, 2) coordine ojos, manos y boca para mirar el alimento, cogerlo y metérselo en la boca, y 3) pueda y quiera tragárselo sin problemas (es raro que estos tres signos aparezcan antes del sexto mes).
Ni sueño ni hambre! Es importante que esté concentrado y más vale que se salte una comida. Hay que escoger momentos en que el bebé no tenga sueño ni hambre y no preocuparse si no hace todas las comidas o si come muy poco, tiempo al tiempo. Cada niño tiene su propio ritmo y si no lo hace es que todavía no está preparado para hacerlo. Mientras tanto el pecho le da todos los nutrientes que necesita.

Dejar que se concentre y se tome su tiempo. Mejor no distraer ni premiar mientras manipula los alimentos.

Ofrecer agua con vaso, sobre todo cuando empiece a comer alimentos secos.

Sacar los huesos y cortar por la mitad alimentos pequeños (aceitunas, uvas, cerezas...)

No dejarlo solo mientras esté comiendo



 

Alimentos a evitar:

Tu bebé puede comer prácticamente todo lo que tú comes, pero hay que tener en cuenta la manera de cocinar.

- Sal: la Sal no es buena para los bebés y hay que evitarla, sus riñones no son bastante maduros y en exceso puede ser perjudicial para ellos. Un bebé no tendría que tomar más de 1g. al día o 0.4g de sodio. Y ¿como sabemos esto? pues un alimento es alto en sal cuando, por cada 100g trae más de 1.5g de sal o 0.6g de sodio.
- Azúcar: mejor no añadir ni ofrecer alimentos con altas cantidades de azúcar, puesto que se utiliza para edulcorar pero no aporta ningún nutriente necesario y además echa a perder los dientes y aporta calorías innecesarias.
- Miel: no está indicada a menores de un año ya que se ha demostrado que puede ser una fuente de botulismo.
- Huevo crudo: los huevos se pueden tomar a partir de los 6 meses pero muy hechos, crudos podrían traer salmonela y producir una infección estomacal grave.
- Frutos secos: están prohibidos por peligro de ahogamiento

- Conservantes y edulcorantes artificiales: todos los numeros E- así como el aspartamo, sacarina, glucamato monosodic, etc.
- Fibra: no es adecuada para bebés ya que, por su inmadurez, puede irritar su tracto digestivo e interferir en la absorción de nutrientes como el hierro y el calcio.
- Comida preparada y fritos: por los excesos de sal, azúcares, conservantes, colorantes y un largo etc. Siempre es mejor cocinar alimentos frescos y cocinados al vapor, plancha o cocidos.

 

Porque me gusta el BLW?

Es respetuoso con el bebé. Él escoge qué, cómo y cuando quiere comer.
Es beneficioso para su desarrollo:
  - Favorece su motricidad fina
  - Favorece su desarrollo cognitivo
  - Aprende a tomar decisiones...
Es muy práctico. Al comer lo mismo que el resto de la familia:
  - Da mucha libertad, permite entrar y salir e ir a comer fuera sin tener que preparar las mil y una.
  - Reduce estrés
  - Regala tiempo
El momento de la comida es un momento feliz:
  - No hay lágrimas ni gritos en la mesa
  - Es un momento alegre y divertido


Es un momento muy especial en la vida de los hijos, pasa muy rápido y vale más la pena vivirlo con alegría.




Para más información os podéis apuntar a la próxima charla de "Alimentación complementaria autoregulada BLW" al mail eco-mama@hotmail.es o por whatsapp al 646382320



Artículo en Catalán "Iniciant-nos en el Baby Led Weaning (BLW)"

También puedes consultar nuestro Facebook


Fuentes de información:
- “El niño ya come solo” (Gill Rapley. Tracey Murkett)
- “Mí niño no me come” (Carlos González)
- “Un regalo por toda la vida” (Carlos González)

- “Se me hace bola” (Julio Basulto) 
- Artículo primeros solidos (Carlos González) a serpadres.es
- www.baby-led.com
- http://www.who.int/mediacentre/news/statement/2011/breastfeeding_20110115/es/
- http://www.aeped.es/

2 comentaris:

  1. Hola!! muchas gracias por tanta informacion, en breve mi bebe de 5 meses se iniciara en la alimentacion complementaria ya que actualmente solo toma pecho, desde que ha nacido practicamos con el la mirada de Emmi Pikler... "movimiento en Libertad", con lo cual a los seis meses no creo que se siente , y aquí se sugiere que este sentado, no se si sabes si ambas filosofías son compatibles?..muchas gracias.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Lilian, buena apreciación, nosotros también hemos seguido Emmy Pickler y desde mi humilde punto de vista no es incompatible, aunque en el instituto Locksy no los sentaban en una trona y les daban purés (recordemos que era un orfanato), les daban la comida con el bebe sentado en su regazo, solo en el momento de la comida y nunca los ponían en el suelo sentados hasta que no llegaban ellos solos a esa posición. Puedes poner a tu bebe en tu regazo, siempre que tenga un buen control de su columna vertebral y esperar a que sea el el que coja de tu plato, o si te apetece, solo durante las comidas en una trona, Así lo hice yo y nunca lo puse sentado en el suelo, pero en las comidas (las que estaba despierto) lo sentaba en la trona. Así lo hice yo, no significa que sea lo correcto. Es una norma de seguridad para empezar BLW, que se mantenga sentado con postura estable y para Pikler, no ponerlos en ninguna posición a la que no hayan llegado solos, después cada uno hace sus adaptaciones a su realidad, creencias, situación y sobretodo a las necesidades de su bebe. Espero que tengáis un inicio de AC maravilloso.

      Elimina